El sueño Lamardeventos

Lamar de ventos 

Un fabuloso y soleado día del mes de febrero, las chicas del Palacio, como las llamaban, soñaron despiertas cómo iban a empezar a  funcionar sus vidas a partir de ese instante.

Estaban convencidas de que una nueva aventura les esperaba fuera de su maravilloso edificio de Titanio…..

Se armaron de valor y comenzaron a pensar en todos los eventos que les gustaría hacer: Marlacreativa describía cómo adornar fiestas con esferas luminosas y nueva gastronomía;  mientras que Marlarealista pensaba cuánto costaría y qué beneficio les dejaría.

Un presente llegó de manos de su mejor padrino: una preciosa caja con dos letras “C” en su interior y una nota:

“Acordaos siempre de la esencia de vuestro trabajo Crear, generando cosas de la nada y Comunicar, transmitiendo sentimientos desde lo más profundo de vuestros corazones”